jueves, 13 de noviembre de 2008








Ayer hubo un problema con los nidos y la madre rechazó a su cría. Ahora la cuido yo.




No sé si es una alegoría de la Tierra y las piedras, sus criaturas, pero me viene a la cabeza la expresión de mi jardinero cuando le pregunté por piedras: "Ayá en El Coto hay muchas amontonadas pero no es que las lleven allí, se crían allí." Me lo creo. Me creo que la Tierra crie piedras como los pajaritos sus polluelos pero ha debido ocurrir algún problema y ahora soy yo la que cuido de las piedras. No sé si lograré sacarlas adelante. Ese es mi desafío.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada