sábado, 11 de julio de 2009

La Serpiente


"Y entonces la Serpiente le dijo a Eva: Estaba yo en un alto monte y ví a un hombre gigante y a otro raquítico; y oí así como una voz de trueno. Me acerqué para escuchar y me habló diciendo: Yo soy tú y tú eres yo; donde quiera que estés, allí estoy yo. En todas las cosas estoy desparramado y de cualquier sitio puedes recogerme. Y recogiendome a mí, te recoges a tí mismo."
Evangelio apócrifo de Eva

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada