sábado, 29 de junio de 2013

Escena cretense


Si esta pintura en lugar de haber sido encontrada en un humilde canto rodado lo hubiera sido en la pared de una cueva, la escena estaría muy clara: un chico encima de un toro, aprovechando el relieve de la piedra. Y aunque no hubiese sido tan clara, al menos si daría para plantearse algunas consideraciones. Pero... ya llegará el momento de los guijarros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada