jueves, 4 de diciembre de 2008

La Inteligencia de los Tractores Andaluces


Ayer le envié mi página de las piedras a un 'pico grande': la respuesta fué fulminante. Apenas le bastaron unos segundos para darse cuenta de que el instrumento que pinta y talla mis piedras son los tractores en el campo. La misma opinión que mi carpintero, mi auxiliar y mis vecinos. Ninguno de ellos ha pasado por la universidad pero ya tienen algo en común con el 'pico grande'. Lo que tienen todos ellos en común está en relación con la anécdota de Darwin en su segundo viaje por los mares del sur: al llegar a una isla, bajaron de sus barcos y, en canoas, arribaron a las playas. Los nativos fueron muy amables y rápidamente se entendieron con ellos. Les preguntaron asombrados cómo es que habían conseguido llegar desde tan lejos con esas simples canoas? Darwin y sus compañeros señalaron los grandes barcos atracados en alta mar y les explicaron que era en aquellos barcos que habían venido. Inútil, los nativos por más que miraban hacia alta mar no veían barco alguno. Tan solo eran conscientes de las canoas que estaban en la playa. ¿Cual es el motivo? Uno de mis amigos diría: "Lo que los ojos de la mente no ven primero, no hay ojos de la cara que vean después" Darwin explicaba que como ellos no habían visto jamás barcos semejantes ni podían imáginarselos, no eran capaces de recortar su perfil y distinguirlos del ruido de fondo del paisaje. Es algo así como no tener el software para interpretar la figura.

Otro pasaje divino..... la escena en la que Omar Sharif sale de las brumas lentamente en su camello para materializarse poco a poco ante los ojos expectantes de Peter O´Tull, naturalmente en Laurence de Arabia. ¿Cuando la figura deja de ser brumosa y adquiere 'cuerpo'? ¿En qué momento exacto se materializa? Eso depende del momento en que la cabeza del observador interprete la silueta y le empiece a dar forma. Es es el momento en el que del posible confuso, va cuajando la idea de la silueta separable del ruido, distinguible, conocible, reconocida.

Muchos de nuestros 'picos grandes' están blindados a la entrada de una idea nueva. La gente del campo no necesita de esas ideas nuevas porque viven de la armonía de las cosas sin darle más vueltas pero un  'pico grande'.... ¡¡imperdonable!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada